El problema con el orgasmo femenino

El orgasmo es la liberación de la energía que se ha ido construyendo progresivamente durante la relación sexual. Cuando el sistema no puede acumular más energía, entonces la libera en forma de orgasmo.

orgasmo

Algunos de los problemas de las mujeres con el orgasmo son:

  • No han tenido nunca un orgasmo
  • Solo tienen orgasmos con algunas parejas
  • Únicamente tienen orgasmos de clítoris, nunca orgasmos vaginales.
  • Solo tienen orgasmos en determinadas posiciones sexuales

De acuerdo con la calidad de las energías, la capacidad de tener un orgasmo está relacionada con la esencia femenina de entrega, confianza y rendición. Cuando por cualquier razón la mujer no puede entregarse, no se siente en confianza y le cuesta rendirse al placer, será incapaz de vivir la experiencia orgásmica ya que para que se libere la energía es necesario ese estado de entrega.

Disfuncion-sexual-femenina1

Los problemas con el orgasmo tienen un aspecto físico, un aspecto psicológico y un aspecto espiritual:

El aspecto físico está relacionado básicamente con la falta de reconocimiento de los genitales y del placer que se puede sentir en ellos.

“La mujer no conoce su cuerpo, no sabe sentir ni como despertar ese sentir debido a la larga historia de desconexión de su placer.”

El aspecto psicológico está asociado con las interpretaciones. Todas aquellas creencias y patrones negativos que tiene la mujer hacia el sexo, hacia los hombres y hacia el placer van a impedir que pueda entregarse y rendirse a la experiencia.

“A pesar de desear disfrutar su sexualidad, la mujer lleva sobre sus espaldas siglos de represión del placer y siglos de manipulación y confusión acerca de su sexualidad, lo que le impiden confiar y soltarse”

El aspecto espiritual tiene que ver con la desconexión de su esencia femenina.

“La mujer no puede soltar el control que ha tenido que desarrollar para poder sobrevivir.”

Detrás de los programas de control de hombre o mujer lo que hay es una gran inseguridad y un desarrollo de la estrategia de control para la supervivencia.

Fuente: Dra. Mª Gabriela Santini

El misterio de las almas gemelas

La alma gemela es la otra parte de nosotros mismos que está representada en un cuerpo físico a través de la pareja que tenemos y nos muestra exactamente nuestro estado de consciencia y las creencias de nuestro corazón.

Todas las parejas que hemos tenido en la vida nos están mostrando el estado de consciencia en el momento que hemos interactuado con ellas, todas son nuestra alma gemela, todas son parte de nosotros mismos. Nos reflejan las creencias de nuestro corazón.

almas_gemelas

Para entender mejor este fenómeno debemos revisar el concepto de que somos creadores de nuestra realidad, así podremos comprender por qué la persona que está enfrente a nosotros nos está reflejando. Creamos nuestra realidad a partir de nuestro campo de energía.

Nuestro campo de energía es un concentrado de información y la información que irradiamos hacia afuera se va a materializar y a construir nuestra realidad.

Por ejemplo, si uno atrae a su vida una persona que lo traiciona, uno tiene que pensar que dentro de su campo de energía está generando información de traición. Y lo que hay que preguntarse es de dónde sale esa información de traición, si es de uno mismo en este tiempo de vida consciente, si es de una vida pasada, si es de la vida de los padres, de la consciencia colectiva, o si es de uno mismo en otra dimensión.

Esto significa que somos seres multidimensionales, o sea que hay muchos elementos que construyen el campo de energía que irradiamos y que crean nuestra realidad.

Cuando vemos una pareja, podemos estar seguros que nos refleja algo. Puede ser que nos refleje en unos aspectos y otros no. Puede ser que la pareja que tengamos después de esa nos refleje unos aspectos que no nos reflejaban parejas anteriores.

Siempre vamos a estar recibiendo información de nuestro campo de energía, de algo que nosotros tenemos en nuestro campo de energía, aunque las parejas no se comporten todas igual con nosotros. Porque podemos decir que una pareja fue muy generosa y la otra muy egoísta pero ambas nos desvalorizaban.

alma_gemela2

Para comprender mejor el juego lo que hay que preguntarse es qué tienen en común todas nuestras parejas, cuál es el común denominador. Ahí está la clave principal de lo que llamamos “programación”, lo que siempre nos molesta.

Es a través de las otras personas como vamos a reconocer quiénes somos y vamos a trabajar para disolver aquellas cosas que son diferentes al amor que están relacionadas con nosotros mismos en lo que el otro nos está reflejando.

Por supuesto, la otra persona también tiene que tener en su campo de energía programaciones comunes con nosotros porque si no, no ocurriría la conexión de pareja.

En el ejemplo de la traición, diríamos que nosotros tenemos información de traición en nuestro campo de energía, pero la pareja que nos está traicionando también la tiene en su campo porque si no fuera así, no podría actuar con traición.

Resistencias al placer y al fluir de la energía sexual

Las resistencias son todo aquello que interrumpe el flujo natural de la energía de vida o energía sexual.

Cuando la energía sexual fluye libremente, se produce un estado vibrante, de gozo, vivo, con gran entusiasmo de vivir. Esta es la fuerza innata que alimenta nuestra salud y nuestro crecimiento.

El placer sexual, especialmente el orgasmo, es una energía que al fluir eleva las emociones, hace el cuerpo dinámico y activo, aclara la mente y expande el espíritu.

Cuando hay resistencias, esta energía se encuentra bloqueada y uno se siente apagado, irritado, frustado, sin esperanza o deprimido. En definitiva, cuando estamos inmersos en sentimientos negativos es que estamos resistiendo el flujo de energía. Uno de los problemas que ocurren con estas energías negativas es que se depositan en el cuerpo. Dolores, heridas y traumas están guardados en la memoria celular. Estas emociones son capaces de sabotear nuestros intentos de disfrutar la vida, de manera que puede ser que queramos disfrutar de un baño caliente con nuestra persona amada o bien relajarnos viendo la puesta de sol y algo se entromete en el camino, algo de los cual no somos conscientes y que evita el placer que nos daría esa situación. Ahí están…son las viejas historias que están creando resistencias.

trabajo2

¿Dónde se encuentra el origen de las resistencias?

Estas resistencias vienen de conflictos internos, de pensamientos, creencias y sentimientos que están en conflicto con lo que queremos. Estas inhibiciones internas bloquean nuestra sexualidad, la capacidad de dar y recibir amor o de entrar en una relación de compromiso. De repente uno se siente incómodo o experimenta algún tipo de miedo, ansiedad o rabia inexplicable.

Cuando se inicia el camino hacia una forma de vida más sexual y placentera, en algún momento aparece una resistencia interna, un tope a la capacidad de sentir placer.

Despiden-a-una-empleada-de-un-centro-de-depilación-por-negarse-a-hacerse-las-ingles-brasileñas-en-el-proceso-de-formación-300x3001

5 Causas de las resistencias

1. Miedos:

Vergüenza de los primeros vellos del pubis y axilas; La menstruación; Primer encuentro sexual torpe o desagradable.

2. El condicionamiento social:

Actitudes puritanas por parte de padres, maestros, vecinos o amigos; Sensación de culpa o ser acusado de estar tratando de manejar lo que son los impulsos de vida naturales,

3. Auto-juicio:

El juicio que nos creamos nosotros mismos tras haber jugado con nuestros cuerpos de manera inocente y luego aprender que eso “estaba mal”; Que nos parezcan desagradables nuestros olores o fluidos, como la menstruación; Que pensemos que los genitales son feos, sucios o son pecado.

4. Memorias de dolor por incidentes:

Memoria energética por una enfermedad que nos produjo dolor en el área genital; Fuimos castigados en el área genital por nuestros padres, madres o personas que nos criaron; Relaciones abusivas con sexo violento; Infidellidad; Duelo por pérdidas muy dolorosas; Violación; Incesto, Parto doloroso, con miedo o trauma quirúrgico; Aborto; Exámenes ginecológicos realizados de manera insensible.

5. Sexo indeseado:

Maltrato sexual; Explotación sexual; Aceptar tener sexo con la pareja sin desearlo por no entrar en conflicto; Uso sexual o violación.

siendo-consciente-mirando-el-inconsciente-L-R9ZSKy

Hacer conscientes las causas del bloqueo de la energía sexual son importantes para sanar las resistencias. Conocer qué aspectos de creencias y memorias pueden estar afectando el movimiento de la energía sexual y la capacidad de sentir placer, son parte de la evaluación sexual de una persona.

¿Por qué se siente atracción por unirse a otra persona?

Cada ser humano tiene un campo de energía que emana de su cuerpo físico y ese campo de energía contiene sus pensamientos, sus emociones y toda la carga vibracional de sus experencias, de las experencias de sus ancestros y de sus vidas pasadas. Ese campo de energía tiene una firma vibracional particular que define la individualidad del ser.

Cuando dos personas se sienten atraídas amorosa o sexualmente es porque comparten un patrón vibracional que tiene muchas cosas en común. En general, comparten gustos parecidos, intereses parecidos, etc., pero a nivel más profundo también comparten sufrimientos parecidos y necesidades emocionales parecidas. Lo que hace que dos personas sientan atracción por unirse es ese campo energético compartido que en realidad resulta como un espejo de uno mismo. Es por eso que se dice que la pareja es el “espejo”.

Esto significa que si dos personas se sienten atraídas es porque comparten una firma vibracional y cuando ves a la otra persona te estás viendo a ti mismo.

 

espejo

 

 

Aquello que es un desafío para uno, también lo es para el otro, lo que es un hábito positivo o negativo, probablemente también está presente en el otro.

En general cuando una persona observa algo que le molesta de su pareja, debe hacer una reflexión acerca de cómo ese rasgo de su pareja lo refleja a él o ella misma, porque siempre habrá algo en común entre los rasgos de cada integrante de la pareja.

Pero la gran pregunta es ¿por qué se siente atracción por unirse a otra persona?

Y la respuesta es que en este juego humano se evoluciona de acuerdo a 2 procesos. Se evoluciona a través del juego de las dualidades o polaridades. El ser humano siempre se mueve entre el blanco y el negro, el bien y el mal, lo feo y lo bonito, etc. La idea es disolver la experiencia de las dualidades para volver a la unidad.

Se evoluciona también a través de las relaciones con otras personas. Es decir, se puede evolucionar en un proceso individual de encierro en sí mismo hasta cierto punto, pero a partir de cierto nivel evolutivo hay que unirse a otras personas para poder conocerse a sí mismo. Sin el espejo o reflejo a través del otro, es muy difícil trabajar en profundidad los rasgos propios.

Por eso es que el ser humano se siente atraído a relacionarse en pareja. A través de la unión física, mental y emocional del masculino y el femenino se disuelve la dualidad y a través del reflejo en el otro se puede aprender de sí mismo y así crecer y desarrollarse espiritualmente.

La pareja es la gran escuela de la evolución. 

atraccionsexual

Ahora bien, el impulso de atracción de dos personas puede iniciarse o bien en el centro sexual a través del deseo erótico o bien en el centro del corazón a través de la sensación de amor, bienestar y paz.

                                          relacionamor

Puede ser que una pareja sienta un enorme deseo de unirse sexualmente y aún no estén conscientes de la consciencia de amor o puede ser que dos personas sientan amor, comprensión, compañerismo y no tengan una pulsión sexual tan intensa.

En ambos casos, la unión de pareja es válida, lo que pasa es que un impulso va a ser más intenso que otro según el desarrollo evolutivo del ser.

Fuente: Dra. María Gabriela Santini Vila

El verdadero amor comienza por ti

     “¿Quieres conocer el amor de tu vida? Voltea a ver un espejo”

Byron Katie

El verdadero amor comienza por ti. Tus relaciones con otros son un espejo de tu relación contigo mismo. ¿Eres honesto? ¿Cómo te tratas a ti mismo? ¿Cuánto te amas? ¿Cómo está tu autoestima? Dicen que no puedes estar bien con los demás sino estás bien contigo.

iloveme

El primer paso para conseguir una relación sana, sea del tipo que sea (amistad, pareja, padres, amigos, hijos…) es que te conozcas, que seas feliz con lo que eres y trabajes tu crecimiento personal y espiritual, para así conectarte con esa fuente de luz y amor infinitos.

En nuestra sociedad hemos estado concentrados en que afuera existe nuestra media naranja, nuestra alma gemela; nos han hecho pensar que necesitamos a alguien más para ser felices, alguien que nos complemente y pasamos años buscándolo cuando en realidad tienes todo dentro de ti. Tú eres el amor de tu vida.

amarse

El amor no se busca, el amor es. Nadie puede llenar tus vacíos, vencer tus demonios, crear esa fuente infinita de amor. Ese es tu trabajo.

Las relaciones son para compartir lo que somos, para aportar, apoyar, crear…no para llenar esas carencias que tenemos. Si esperamos que nuestra pareja, los amigos, la familia o los hijos llenen esos vacíos, estaremos perdidos porque la felicidad no viene de afuera.

7 puntos básicos para tener buenas relaciones:

  • No tengas miedo a la soledad
  • Conéctate con tu luz interna
  • Aceptáte de manera incondicional
  • Aprende de todas las situaciones
  • Haz actividades que suban tu autoestima
  • Sé auténtic@
  • Respétate a ti mism@

 

 

En busca del punto G

A menudo se habla del punto G y de los orgasmos que se consiguen con su estimulación aunque hay muchos hombres y mujeres que no saben muy bien donde se encuentra ni lo que se siente.

letraG

¡ A por él !

Aquí tienes un sencillo ejercicio para hacerte una idea de qué tacto tiene el punto G: coloca la punta de la lengua detrás de los dientes de adelante, apenas tocándolos. Mueve la lengua muy lentamente hacia atrás hasta sentir la zona del paladar que es áspera e irregular. A medida que deslices la lengua por esa zona, comenzarás a sentir que el paladar se vuelve resbaladizo y suave….te has pasado.

Vuelve a llevar la lengua hasta encontrar la zona donde se juntan los dientes. Mantén la lengua donde termina la zona áspera durante un minuto y toma conciencia del lugar. Pues esta zona es análoga a la zona donde se encuentra el punto G.

Ahora que ya sabemos qué tacto tiene, vamos a por él. El punto G está ubicado detrás del hueso púbico, pasando apenas la zona áspera e irregular de la parte superior de la vagina. No está muy lejos de la entrada; en la mayoría de las mujeres, está a algo más de tres centímetros y medio de distancia y no se trata de un punto, sino más bien de una zona. Cuando lo descubres por primera vez puedes sentir que te quema, que te duele un poco, que es muy intenso, que te sientes sensacional o, incluso, que te hace cosquillas.

puntog

Es más fácil encontrar el punto G si estás excitada, o sea que es mejor estimular tu clítoris, sola o en pareja, hasta alcanzar un nivel de ocho en la escala de Richter. Si te estás estimulando a ti misma, una buena posición es de rodillas, así te resultará más fácil llegar a tu punto G. Utiliza el dedo corazón de la mano que más domine. Presiona con bastante firmeza…te sorprenderá cuanta presión se siente. Mueve el dedo hacia adelante y hacia atrás para acariciar la zona.

Si estás con pareja, lo mejor es acostarse con las rodillas flexionadas y tu pareja se puede sentar a tu lado de manera que su mano dominante quede libre para introducirse en tu vagina. No dejes de mirar a los ojos a tu amante, es muy excitante y produce una mayor conexión entre vosotros.

Una vez tu dedo o el de tu pareja están dentro y el punto G localizado, moverlo (el dedo) de un lado al otro como si fuera un limpiaparabrisas y poco a poco ir ejerciendo más presión y velocidad, lo que producirá un gran placer.

Se considera que la eyaculación femenina es la salida del líquido producido por la estimulación de las glándulas que forman el punto G.

Quizás requiere un poco de práctica pero merece la pena encontrarlo. ¡No os lo perdáis!

Placer …. ¿prioridad para las mujeres?

Aunque todas las mujeres tenemos la capacidad y el potencial para vivir enormes deseos y grandes pasiones, a veces hay condicionantes que no nos lo permiten (o eso creemos). Las exigencias de la vida diaria, el trabajo o la familia hacen que estemos más ocupadas de lo que nos gustaría y dejamos el sexo para la hora de acostarnos, momento en el que el agotamiento del día nos vence y caemos en un profundo sueño.

woman dormint

Tampoco ayuda el hecho de que debido a la educación recibida y las creencias heredadas ancestralmente, no nos permitimos priorizar nuestro deseo y considerar la sexualidad como algo tan importante como otros aspectos de nuestra vida como la pareja, el trabajo, la familia, etc.

Si hay algo que me suele impactar de algunas mujeres a las que les propones alguna actividad para su bienestar personal (puede ser un taller de crecimiento personal o uno de maquillaje, la presentación de un libro o una clase de pilates, da igual la propuesta), la respuesta muchas veces es: NO TENGO TIEMPO

agenda

¡MUJERES!

Cambiemos el enfoque y contemplemos que de la misma manera que muchas facetas de nuestra vida afectan a nuestra sexualidad, la sexualidad puede afectar positivamente en todas las facetas de nuestra vida. Una mujer satisfecha sexualmente es mucho más feliz y optimista, además de una mejor compañera, madre, trabajadora, amiga…

Como cualquier cosa que realmente merezca la pena, la sexualidad requiere que le demos prioridad y le dediquemos tiempo. ¡Busquemos un espacio en nuestra agenda para cultivar el placer y disfrutar de la sexualidad!

¿No es cierto que no podemos esperar que nuestro cuerpo esté en forma si no hacemos ejercicio regularmente? ¡Pues con la sexualidad ocurre lo mismo!

               “Para tener una vida sexual saludable, tenemos que ejercitar nuestra pasión con regularidad.”

Cultivar el deseo

Uno de los secretos del deseo es que éste comienza mucho antes de llegar a la “habitación”. Aumentar la sensualidad en la vida cotidiana ayuda a mantener el cuerpo despierto al potencial sensual y sexual.

baño

Aportando belleza y sensualidad a tu vida cotidiana, expandes tu deseo y tu alegría personal.

  • Vístete con prendas que acaricien tu cuerpo
  • Escucha música sensual
  • Huele velas aromáticas o flores que te gusten
  • Consume alimentos afrodisíacos
  • Siente el viento acariciar tu cuerpo, dejando que te excite
  • Disfruta de un baño caliente a la luz de las velas
  • Quiere y honra a tu cuerpo tal y como es

“Mantente abierta al mundo que te rodea y sé consciente de ello, no para atraer a otras personas, sino para darte placer”

Hoy me apetece compartir un tema que me encanta para que lo disfrutéis durante un baño caliente a la luz de las velas.

¡Con todo mi cariño!

¿Por qué los hombres quieren sexo y las mujeres quieren amor?

Se dice que en una relación las mujeres desean amor y la conexión de corazones en primer lugar y que después se preparan para la actividad sexual y que en cambio, los hombres, ansían la actividad sexual primero y después el amor y la conexión de corazones.

                                                                   ¿Por qué esto es así?

La respuesta no está en que los hombres siempre piensan en lo mismo y que las mujeres ven demasiadas películas románticas o que a menudo les duele la cabeza…. la respuesta está en cómo las energías circulan por nuestro cuerpo.

yin-yang-48024

Yin y Yang

Este símbolo representa tanto la energía masculina (energía yang) como la energía femenina (energía yin). Llevado a lo más amplio, el símbolo también representa el mundo o a las personas y el equilibrio que se debe buscar en los dos aspectos.

En la cultura china, Yin hace referencia a la energía femenina, energía fría, proyectada hacia el interior y que invita a la introspección y la reflexión. Por su parte, Yang hace referencia a la energía masculina. Es energía de fuego, activa,  proyectada hacia el exterior.

Sexualmente el hombre es Yang y la mujer es Yin

  • Al hombre le resulta más fácil comprender su sexualidad, orientada al exterior, puesto que así están orientados sus genitales.
  • A la mujer le resulta más difícil comprender su sexualidad puesto que sus genitales están en el interior, por ello la mujer es introspectiva y tiende a mirar hacia dentro de sí misma.

Sentimentalmente el hombre es Yin y la mujer es Yang

  • Al hombre le resulta más difícil comprender los sentimientos porque su proyección interior está en la zona del corazón. En este aspecto es más introvertido y la tendencia es ser más indiferente a las emociones. El hombre necesita tener un corazón más cerrado para poder soltar los apegos con más facilidad, porque su misión es mantener la vida en la Tierra.
  • A la mujer le resulta más fácil comprender los sentimientos y el amor porque lo que se proyecta al exterior son sus pechos, en la zona del corazón. Por ello expresa lo que siente, tiene tendencia a cuidar, es más compasiva, empatiza con mayor facilidad y tiene tendencia al apego.

Danza de sexos: los opuestos

En la medida que la mujer se conecta con su sexualidad y se siente más cómoda, va desarrollando su lado masculino. Cuando una mujer abre su repertorio sexual y busca intentar nuevas posiciones en las cuales ella va encima del hombre y tiene el control, se convierte en ese momento del acto sexual, en el principio masculino o yang. Esta actitud le da poder y una mayor confianza para tomar un papel sexual más activo.

Cuando el hombre se encuentra debajo de la mujer, se acerca a su lado más femenino o yin. Esto le da un respiro, por así decirlo. Puede relajarse. No tiene que estar a cargo de la situación ni actuar. En la medida que el hombre va desarrollando su lado femenino y se conecta con sus sentimientos y emociones, va abriendo el corazón.

El problema es que tratamos de interpretar al otro en base a quien somos sin tener en cuenta la dinámica del sexo masculino y del sexo femenino.

Entender que en hombres y mujeres circulan tanto la energía Yin como la energía Yang  ayuda a mitigar los miedos y nos incentiva a encontrar nuevos caminos para el amor.

¿De quién depende tu orgasmo?

Hay muchas mujeres que tienen experiencias sexuales pero no son capaces de sentir un orgasmo. Muchas veces, se echa la culpa a los hombres diciéndoles que no saben hacer disfrutar a las mujeres, que eyaculan antes de tiempo y que no saben hacer que la pareja alcance el clímax durante el coito. Os suena la frase:¿ No hay mujer frígida sino hombre inexperto” ?

Pero en realidad, no hay culpables, no olvidemos que el sexo es cosa de dos.

no orgasmo

Los tres niveles de la energía para tener una buena relación sexual

Para mantener una buena relación sexual, las energías de los dos miembros tienen que estar al mismo nivel: ambos deben tener buena salud física, emocional y espiritual. Cuando se llega a este punto, sus energías (física, emocional y espiritual) se unen en una sola energía.

  Nivel físico

Es muy importante estar preparada antes de la unión sexual. Esta preparación varía de una mujer a otra, dependiendo de su nivel de energía. La práctica de la respiración y de la aspiración (ver entrada en el blog: “Creando esferas de placer con mi juguete sexual”) y de ejercicios para no perder tensión muscular en los órganos genitales (ejercicios de Kegel, por ejemplo), fortalecen la vagina y dirigen el flujo de energía hacia los órganos sexuales. Esto contribuye a que la energía no salga fuera y en consecuencia la región sexual se quede fría. Hay factores que pueden reducir la energía sexual, como los desajustes en los periodos menstruales, los dolores de cabeza o las reacciones emocionales adversas.

En general, la mujer necesita más tiempo que el hombre para alcanzar el orgasmo y de la misma forma que para hacer hervir agua helada se necesita más calor y energía, el hombre tarda más en excitar a su pareja si la región sexual de ella está fría. Igualmente, si el hombre está bajo de energía Yang (energía masculina), tardará más en “calentar” a la mujer.

Nivel emocional

Cuando un hombre y una mujer se unen es porque sienten una fuerte atracción, difícil de explicar. En esos momentos, los dos tienen los niveles de energía elevados, tanto el físico, como el emocional, como el espiritual, permitiendo que sintonicen. Es como si una fuerza magnética los uniera.

Cuando se producen tensiones entre la pareja por problemas familiares, por los hijos, razones económicas, etc…, sus energías se agotan, haciendo que desaparezcan sus fuerzas magnéticas hasta el punto que la atracción es cada vez más débil y la distancia entre ambos es mayor, lo que provoca que los orgasmos resulten más difíciles. De ahí la importancia de una buena salud emocional entre los miembros de la pareja para que sus relaciones sexuales sean satisfactorias.

           Nivel espiritual

Una buena práctica para mantener el nivel espiritual óptimo en la pareja es meditar juntos, sentarse o mantenerse en contacto con las palmas de las manos. Esto hace que ambos sientan tranquilidad y que sean capaces de captar la energía del otro, incluso de intercambiarla en el caso de que uno de los dos esté más bajo. Una bonita y eficaz forma de ayudar a tu pareja si está baja/o de ánimo, es mandarle la energía de tu sonrisa.

parejaplaya

Hombres: orgasmo y eyaculación

Las mujeres piensan que los hombres vienen equipados con las herramientas y las respuestas adecuadas para llegar al orgasmo con facilidad y sin esfuerzo. Debido a que sus órganos sexuales son externos, la mayoría de los hombres cuenta con una larga historia de auto satisfacción. Saben qué es lo que les da placer y cómo recibirlo.

Según el mito, los hombres siempre están listos para tener sexo. El pene se pone duro apenas la mujer se quita el sombrero y pueden tener orgasmos sin ningún problema en absoluto, todo el tiempo. Si eres hombre, ya lo sabes. Muchos obstáculos pueden interponerse en el camino hacia el orgasmo y la eyaculación.

esperma

Empiezan jóvenes

Los hombres jóvenes suelen masturbarse, o auto satisfacerse, mucho más que las mujeres. Por lo general, los jóvenes se entrenan para eyacular con rapidez. Esto sucede porque se sienten culpables o tienen miedo de ser descubiertos. Muchas sociedades occidentales no aprueban la masturbación de ninguno de los dos sexos.

Con el paso de los años, los jóvenes no aprenden que existen otras maneras de controlar su energía sexual y su reflejo orgásmico.

El orgasmo

El orgasmo masculino ocurre en dos fases. Una primera llamada emisión, en la cual los músculos pélvicos que rodean la próstata se contraen y así la glándula encargada de la fabricación del semen se pone en funcionamiento y una segunda  fase, la eyaculación, donde las contracciones de los músculos pélvicos son más intensas y se produce la expulsión del semen.

Dejarse llevar por el placer

El placer orgásmico son picos u oleadas de energía que el hombre puede dominar como un surfista domina su ola. El surfista se sube a la cresta de la ola y se mantiene allí hasta que ve acercarse la costa. Suavemente se retira de la ola para no caerse y, sin problemas, sale remando en busca de otra ola. Si se adelanta demasiado a la ola, se va hacia el otro lado y todo termina.

Con la práctica del control de la eyaculación, el hombre notará que cada vez puede hacerse más al nivel máximo de placer sin perder el control. Su mente trabajará junto con su cuerpo para reconocer cada vez mejor el punto de no retorno. Su capacidad de sentir cada vez un placer más duradero e intenso será evidente.

El control de la eyaculación del hombre

La clave para controlar la eyaculación está en aprender a relajarse cuando está en un alto estado de excitación y olvidarse del método de “aguantar” mediante la resistencia o la distracción (pensando en cualquier otra cosa) ya que esto lo desconecta de la pareja y se interrumpe el flujo de energía entre ambos. Cambiar los hábitos de respiración ayudan a ejercer el control, dejando de respirar con el pecho y haciéndolo desde el vientre.

Cuando un hombre aprende a controlar la eyaculación y aunque no “descargue”, que es a lo que está acostumbrado, no queda con sensación de tensión o dolor. El semen es reabsorbido por el cuerpo,  siendo mejor des del punto de vista energético, ya que cada espermatozoide es una pequeña batería de energía vital.

La premisa básica para aprender a controlar la eyaculación es simplemente practicar, a solas o en pareja.

El ejercicio comienza con la masturbación, que en una escala del uno al diez, ha de detener cada vez que llegue al nivel ocho o nueve. Cuando se detenga, debe relajar completamente su cuerpo y respirar profundamente des del estómago durante unos pocos minutos y volver a empezar. Al principio deberá auto contenerse y utilizar su concentración y fuerza de voluntad, pero pronto comprenderá que a medida que se acerque a la capacidad de no “acabar”, estará experimentando realmente el placer orgásmico sin eyacular.

Inhibidores del buen sexo

A medida que los hombres (y las mujeres) envejecen, el flujo sanguíneo se hace más lento porque las arterias comienzan a hacerse más angostas. El flujo de sangre hacia el pene disminuye y también se hace más lento. A la vez, las venas por las cuales vuelve la sangre del pene comienzan a perder elasticidad y esto hace que la sangre retroceda en los momentos más inoportunos.

El tabaco y el consumo excesivo de alcohol son los principales factores que inhiben la erección. Debido a que el pene se encuentra lejos del corazón, a la sangre le cuesta más llegar a la zona.

Es importante seguir teniendo sexo. El acto sexual contrarresta la acción del envejecimiento. Además, los hombres que practican aunque sea un poco de control de la eyaculación, poseen erecciones más fuertes y duraderas.